Lempicka&Mislita

Sin duda, la pintura es una de las artes que más admiramos en Mislita!

Tamara de Lempicka siempre ha sido una pintora que nos ha fascinado. Su obra derrocha originalidad y sensualidad.

Huyendo de la Rusia revolucionaria, en 1918 se traslada a París, donde la necesidad económica la empujaría a pintar.  En pocos años, su técnica y estilo la convierten en una pintora de moda y toda la burguesía y la nobleza quería ser retratada por ella.

A Tamara siempre le encantó la moda. En sus obras, los hombres visten trajes de corte excelente, smokings y hasta uniformes de gala, y las mujeres lucen vaporosos trajes de fiesta, elegantes pañuelos y guantes.

 

La pintora y su arte cayeron en el olvido. Fue la Galerie du Luxembourg quien hizo resurgir su obra en París en 1972. Tamara de Lempicka volvería a resurgir otra vez en 1994 en la subasta de la colección de arte de Barbra Streisand cuando, en la sala Christie’s de Nueva York, apareció el cuadro “Adán y Eva”, pintado en 1931.

 

Sin duda, la historia y vida de esta pintora es apasionante, al igual que su obra.

En Mislita, hemos querido homenajear a dedicándole un modelo de las mislitas, el modelo Tamara en 3 colores.